la virgen de las rocas


Existen en la historia de este cuadro, dos versiones y están diferenciadas fundaentalmente por los tonos... actualmente una está en París y otra en Londres.
El 25 de abril de 1483, Leonardo da Vinci recibió el encargo de pintar el panel central de un gran retablo para la iglesia de San Francesco il Grande de Milán. La cofradía franciscana de Milán estipulaba en el contrato que la obra debía estar acabada el 8 de diciembre de ese mismo año.

A la entrega del retablo comenzaron los problemas. Se ha especulado mucho sobre cuales fueron las causas del pleito entre Leonardo da Vinci y la Cofradía Franciscana. Algunos sostienen que los clientes quedaron descontentos ya que el maestro toscano no había seguido al pie de la letra las instrucciones para la ejecución del cuadro. Pero parece ser que lo que en realidad sucedió es que Leonardo da Vinci no recibió el pago acordado. Hubo procesos legales que concluyeron en que el artista debía terminar el trabajo o alguien en su lugar debía hacerlo por él.



A raíz del litigio se realizó la segunda versión del cuadro, cuya ejecución corrió a cargo de Ambrogio De Predis bajo la supervisión de Leonardo. Esta segunda versión es la que actualmente se expone en la National Gallery de Londres (es la más moderna y con tonos más oscuros y brillantes, por tanto una muy buena copia realizada en 1497).

La primera versión, que ha ciencia cierta es obra de Leonardo es la que se encuentra en el Museo del Louvre de París, correspondiendo a la obra original realizada en el año 1486.

1 comentario:

Alberto dijo...

Son 2 obras hechas en 2 momentos muy diferentes, la primera es de un estilo cuatrocentista toscano, y la segunda ya es una obra del Renacimiento pleno.

No sé si has leido el contrato que se firmo para este retablo, Leonardo hizo lo que le vino en gana y se lo saltó totalmente, eso explicaría los primeros problemas. Luego los artistas pensaron que el pago por la obra era poco y pidieron un aumento de honorarios. El hecho de la segunda versión es que declaran que han encontrado un comprador para la obra (seguramente el duque de Milan o algún noble frances)que implicaria esa necesidad de crear una nueva versión. La versión de Londres (la segunda) está más inacabada, pero no diría que es una obra hecha solo por Di Predis, hay intervención de Leonardo en algunas zonas. Esperemos que restauren pronto la primera versión, porque entre la suciedad de la obra y los barnices aplicados, creo que nos llevariamos muchas sorpresas.

Loading...