Leonardo y su música, en Valencia.

Las primeras piezas de la exposición 'Leonardo da Vinci y la música', una de las mayores muestras monográficas dedicadas al genio renacentista, llegaron al Centre Cultural La Beneficència,

de Valencia.

La selección revela la condición de Da Vinci de inventor de instrumentos musicales -de hecho, muestra por primera vez una veintena de instrumentos reconstruidos a partir de sus notas-, compositor, cantante, ingeniero acústico, investigador del origen y transmisión de sonidos, diseñador de auditorios y teatros y "filósofo" de la música a la definió como "alimento del alma".


Procedente directamente de México, donde la exposición ha batido récords de asistencia, 'Leonardo da Vinci y la música' refleja la especial relación que Leonardo da Vinci (1452-1519) tuvo con el arte musical, "aportando nuevas teorías sobre los sonidos musicales e incluso la invención de nuevos instrumentos como el órgano de papel, el tambor flauta, la viola organista, la lira de brazo o la carraca de tres lengüetas".


Expresión culminante de la cultura renacentista, caracterizada por la estrecha relación entre artes y ciencias, Leonardo da Vinci se ocupó también de la música, valorada por él, tras la pintura, como segunda entre todas las artes.


"Además de afamado maestro e intérprete de la lira, instrumento con el que acompañaba sus improvisaciones cantoras, Leonardo fue un notable ingeniero acústico, investigador del origen y la transmisión del sonido, inventor de innovadores instrumentos musicales, perfeccionador de los ya existentes, diseñador de auditorios y teatros, comisario de memorables espectáculos musicales y filósofo de la Música, a la que definió como alimento del alma".


Los objetivos principales de la exposición son mostrar la dimensión creativa de Leonardo, desde el punto de vista de su relación con la música, de manera científica y lúdica, y presentar, por primera vez, los 20 instrumentos musicales realizados de acuerdo a las notas y dibujos contenidos en los manuscritos de Leonardo.


En este sentido, "aunque Leonardo no dejó escritas sus célebres improvisaciones de música y voz pues, según sus propias palabras la música, tras el acto de su creación debía quedar libre, se conservan de él, sin embargo, numerosos diseños y apuntes que han permitido a seis luthiers de reconocido prestigio, un japonés, un italiano y cuatro españoles, construir los instrumentos que fundamentan esta exposición donde se muestran, por primera vez, los resultados de la fecunda relación entre Leonardo da Vinci y la música".


La abundancia de diseños y notas sobre mecanismos e instrumentos musicales presentes en los manuscritos de Leonardo reflejan su enorme interés por mejorar las prestaciones de los ya conocidos o por inventar otros nuevos de ejecución semiautomatizada, teclados más cómodos, fuelles continuos o engranajes movidos a manivela o pedal que permiten a un solo instrumento realizar el trabajo de varios o que alguno muy simple como la carraca, adquiera una inédita y sorprendente capacidad polifónica.


la exposición fué un regalo cultural a todos los valencianos, especialmente sensibilizados con la música", gracias al esfuerzo realizado por la corporación provincial para que una propuesta de estas características pueda haber visitado la ciudad de Valencia.

1 comentario:

amaia científica dijo...

Gran trabajo. Una faceta de Leonardo que no conocía mucho y que me parece muy interesante.

Loading...